Reynosa, MX
+52 899 1531546
hugoalmanza@gmail.com

Superficial / Profundo

Superficial / Profundo

Estas semanas hemos meditado en la verdad contenida en esta combinación de dos palabras “superficial / profundo”. La profundidad nos ha llevado a reflexionar en lo que Dios espera de su pueblo. El deseo del corazón de Dios es que vivamos vida sprofundas. Richard foster dice que el gran mal de nuestro tiempo es que la. Gente vive vida superficiales.

Dios entonces nos llama a vivir en lo profundo. Lo profundo es madurez, es permanencia, es fidelidad, vidas profundas son vidas honestas. No podemos vivir e honestidad a menos que hayamos concluido los procesos difíciles en nuestra vida. Hace algunos años conocí a una señorita que afirmaba vivir en una casa parecida a un palacio, con muchas habitaciones. Quienes conocíamos su casa veíamos todo lo contrario, una casa con deficiencias que evidentemente esta adolescente quería negar, negando su realidad.

Un síntoma de inmadurez espiritual es que negamos quienes somos, o nos escondemos. Dios nos llama a pararnos delante de él, cada a cara, como ante un espejo. El es quien nos conoce tal cual somos, y nos llama así, a estar frente a su trono, y ser confrontados pero también transformados. Nunca un encuentro con Dios nos dejara como estábamos. Su deseo hacia nosotros es transformarnos hasta llegar a la imagen de su hijo. Madurez entonces es buscar ser como Jesús, parecernos a el, que su imagen sea evidente en nosotros.

¿Cuantos podemos decir Lo que Pablo afirmaba: sea como yo, como yo soy imitador de Cristo? Y la aspira lo de todo cristiano o debe ser justa ente esa. Hoy Dios nos llama a lo profundo. Nos ¡lama a ser como o e!, Y que se note. Para ello debemos enfrentarnos honestamente con quién realmente somos, y clamar por su transformación profunda y real en nuestro interior, que luego se hace evidente en lo exterior. Ir a lo profundo es ser imitadores de Cristo, para que otros puedan seguirnos.

Pastor Hugo.


La enfermedad de la nueva era se llama “superficialidad”. Nos gustan las cosas inmediatas, no queremos esforzarnos por alcanzar cosas, y nos hemos descuidado, especialmente al hablar de las cosas “espirituales”. En esta serie exploramos la importancia de ir a lo profundo, de dejar la superficialidad. Unete a nosotros en esta jornada yendo de lo superficial a lo profundo.

Parte 1: Ver Video

Parte 2: Ver Video

Parte 3: Ver Video

Parte 4: Ver Video

Parte 5: Ver Video