Este es el segundo mensaje de la serie “Superficial / Profundo”, meditando en la vida de Pedro, cuando Jesús le llamó a bogar mar adentro.