Reynosa, MX
+52 899 1531546
hugoalmanza@gmail.com

No tendrás dioses ajenos delante de mi

No tendrás dioses ajenos delante de mi

Estamos iniciando una serie de mensajes basados en los 10 mandamientos; ya la semana pasada iniciamos con la idea de las barreras de seguridad, que en los caminos y carreteras nos mantienen en un lugar seguro. Tu no necesitas barreras de seguridad hasta que finalmente las necesitas; minimizan el daño y nos mantienen a salvo. Algunas cosas me sorprendieron al preparar el mensaje de la semana pasada, por ejemplo el hecho de que estos diez “mandamientos” son mas bien diez declaraciones, no reglas sino invitaciones que implican una bendición al ponerlas en práctica.

El decálogo inicia con una clara invitación de Dios mismo a la exclusividad. Dios haciendo la invitación a su pueblo a hacer un pacto de vivir exclusivamente para él. Algo muy parecido a lo que las parejas hacen cuando contraen matrimonio. Yo debo ser honesto y reconocer que en algunas ocasiones he fallado a ese pacto con Dios; sin embargo también debo reconocer que Dios es fiel, y nunca falla a sus promesas.

Hoy continuamos con esa meditación: no te hagas imagen. La declaración es clara, y compleja. En el contexto mexicano, para el nuevo creyente cristiano evangélico la implicación es dejar a un lado las imágenes que hemos asociado por años como “divinas” tales como santos y vírgenes. Pero no creo que sea la única aplicación posible. Y es que el hombre hace ídolos de cualquier cosa. Conviene preguntarnos hoy si hemos hecho algún ídolo y lo tenemos guardado en alguna parte de nuestro corazón. Jesús dijo: “Donde esté tu tesoro, ahí estará también tu corazón”. Dios quiere ocupar el primer lugar en nuestro corazón, y que no hagamos ídolo de nada, y menos que nos inclinemos ante ella. ¿Será que hay algún ídolo aun en mi corazón?

Pas Hugo.