Reynosa, MX
+52 899 1531546
hugoalmanza@gmail.com

La importancia de las misiones.

La importancia de las misiones.

Cuando escuchamos la palabra “misiones” normalmente pensamos en una idea recurrente: “otra” comunidad, otra nación u otro continente; una choza con forma de capilla/iglesia en medio del desierto, llena de personas de color cantando en un idioma; o quizá indígenas con atuendos típicos escuchando a un hombre con un traje negro y una Biblia. Hay muchos clichés alrededor del concepto de “misiones” dentro de la iglesia. Todos ellos vienen a nuestra mente porque por años hemos asociado “eso” a misiones.

Sin embargo “misiones” es mas que eso. Desde el inicio de la iglesia hace dos mil años, los creyentes hemos hecho esfuerzos increíbles, gastado nuestras vidas, invertido cantidades extraordinarias de dinero, e incluso ofrendado la vida por una sola cosa: que el nombre de Jesús sea conocido en cada rincón del mundo. Asi, durante el conocido “moviliento misionero mundial” de la iglesia, había jóvenes que salían de sus casas, empacaban sus pocas pertenencias y las ponían en un ataúd, pues sabían que a las regiones del mundo donde irían su vida corría peligro. Hombres y mujeres a lo largo de la historia han ofrendado sus vidas para que muchos (entre ellos nosotros) pudiéramos escuchar el mensaje del evangelio, y nuestras vidas fueran conectadas con Dios por medio de Jesucristo.

Hoy, al igual que hace dos mil años y al igual que hace 200 años, el mundo sigue teniendo necesidad de escuchar el evangelio, y la iglesia es responsable de hacer llegar ese mensaje hasta el ultimo rincón de la tierra. Es simple, si no lo hacemos entonces incumplimos su mandamiento. Podemos ir, orar por quienes van, o dar para que otros vayan. Como sea, debemos responder, no a las misiones, sino a LA MISIÓN.

Pastor Hugo.