Reynosa, MX
+52 899 1531546
hugoalmanza@gmail.com

Alguien por quien vale la pena perderlo todo…

Alguien por quien vale la pena perderlo todo…

Imagina una habitación con una iluminación tenue y todas las persianas cerradas. Veinte lideres de distintas iglesias de la zona sentados en el piso formando un circulo con las Biblias abiertas. Algunos tenían las frentes empapadas de sudor después de caminar kilómetros para llegar allí. Otros estaban sucios por el polvo de los pueblos desde donde salieron temprano esa mañana en bicicleta.

Estaban reunidos en secreto. Vinieron a propósito hasta este lugar a diferentes horas a lo largo de la mañana, a fin de no llamar la atención a la reunión que se celebraba. Vivian en un pais de Asia donde es ilegal reunirse de esta manera. Si los pescaban, podían perder su tierra, sus trabajos, sus familias o su vida.

“Algunas personas de mi iglesia se ha ido debido a una secta”, dijo. A esta secta en particular la conocían por raptar creyentes, llevarlos a lugares aislados y torturarlos. No es raro que a los hermanos les cortaban la lengua.

A medida que contaban los peligros a los que se enfrentaban los miembros de su iglesia, se me llenaban los ojos de lagrimas. “Estoy dolido”, dijo, “y necesito la gracia de Dios para guiar a mi congregación a través de estos ataques”.

A continuación, habló una mujer al otro lado de la habitación. “Hace poco, a algunos miembros de mi iglesia los enfrentaron funcionarios oficiales del gobierno”, continuó. “Amenazaron a sus familias y les dijeron que si no dejaban de juntarse para estudiar la Biblia, perderían todo lo que tenían”. Pidió oración diciendo: “Necesito saber cómo dirigir a mi congregación para que siga a Cristo aunque les cueste todo”.

Continuará… (Extracto de “Radical” de David Platt).